Gracias por tu visita

miércoles, 12 de junio de 2013

15- Francisco Galavis Lascano y Malaver (n. Abt 1650)

Francisco Galavís Lascano fue hijo legítimo de Pedro Galavís Lascano y de María de la O Malaver Torres según lo indica en su testamento, ubicado en la Notaria 1, Escribano 94, Protocolos 1701 1705, Año 1703, folios 4 al 9, tomo 8, suministrado a mi persona por el Archivo General de la Nación de Colombia

Nació en Santafé de Bogotá aproximadamente en 1650 y recibió herencia de su padre Pedro Galavis Lascano. No sobrevivió a su madre María de la O Malaver Torres quien falleció en 1708. Usó sus apellidos invertidos, es decir, se hacía llamar Francisco Lascano Galavís, quizá por darle más valor al apellido de su abuela paterna por considerarlo más importante. Estos apellidos invertidos aparecen así también en el testamento de su legítima esposa Juana Álvarez Reinalte y de la Parra, quien nació aproximadamente en 1655 y fue hija legítima de Francisco Álvarez Reinalte y Bolsillo quien testó en Bogotá en 1658 y de Bárbara de la Parra quien testó allí también en 1714.


Aunque su padre, Pedro Galavís Lascano, en su testamento redactado en 1675 repartió sus bienes dejados a sus hijos en partes iguales, a Francisco le cobra un préstamo:

En su testamento pide ser vestido luego de su fallecimiento, con el Hábito de Santo Domingo.

“Santo Domingo con el estandarte de la orden”. Óleo sobre tela pintado en Bogotá, Colombia por Gregorio Vásquez de Arce en 1685. Fue conocido como Gregorio Vázquez de Arce o Vasquezito , considerado el pintor más importante de la época colonial española en Colombia. Trabajó durante una era dominada por el estilo barroco hispano-americano que prosperó a partir de 1650 a 1750. Nació el 9 de mayo de 1638, en Santafé, Nuevo Reino de Granada. Su familia era inmigrante de Sevilla, España, estableciéndose en América del Sur en el siglo XVI. Este cuadro seguramente fue admirado personalmente por Francisco Lazcano Galavís.

Francisco Lascano Galavís pide ser enterrado en la Capilla de Nuestra Sra. Del Rosario del Convento de Predicadores, al igual que lo pidió su esposa Juana Alvarez Reinalte y de la Parra quien testó en 1721. Indica ser feligrés de la Iglesia Catedral de Bogotá y solicita ser acompañado para su entierro desde allí por el Cura y Sacristán con Cruz Alta.
Catedral Primada de Bogotá - Carrera 7ª con calle 11. Pintura de 1837.

Declara haber procreado 6 hijos con su esposa legítima Juana, que fueron : Juan, Juana, María, Fray Antonio (Religiosos del convento de predicadores), Blasina, Petrona, Pedro y Águeda Galavís a quienes nombra herederos universales de todos sus bienes.
Nombra como sus albaceas a su legítima esposa Juana Alvarez Reinalte y de la Parra y al Alferez Andrés de Cortázar, quien fue su vecino y también fue mercader.
Declara que su hijo mayor Juan Galavis, no vive en la ciudad de Bogotá y que lo nombró administrador de sus bienes y tienda que tiene en la calle real de la Ciudad de Bogotá (Herencia dejada por su padre Pedro Galavís Lascano), y que el dicho Juan Galavís desperdició más de seis mil pesos. Francisco Lazcano Galavís dice que su hijo Juan es además deudor de seiscientos pesos que le había pedido prestado en el año 1700 por estar atrasado en un pago al Maestre de Campo Don Agustín Londoño, compadre de Francisco Lascano Galavís.
En el libro “Imperios ibéricos en comarcas americanas: estudios regionales de historia colonial brasilera y neogranadina” de la Colección Textos de ciencias humanas, escrito por Manolo Florentino y Carlos Eduardo Valencia Villa, editado por Universidad del Rosario, 2008, se nombra a Agustín Londoño, quien fue Alcalde de Bogotá en 1709 y que fue originario de España, Villa de Requema, La Mancha, de donde llegó en 1690 a Bogotá.
Francisco Lascano Galavís declara también que su hijo Juan es además deudor de otros doscientos pesos más.
Sobre su hija Clara dice que se casó con el Capitán Joseph Gutierrez Quiroz y que le dio ropa, zarcillos y pulseras que ascienden hasta cuatrocientos pesos.
Le dió unas sortijas a su comadre, Doña Micaela Salgado, esposa del Maestre de Campo Don Agustin Londoño, como pago de una deuda que tenía con él.
Dice que su padre Joseph Galavís Lascano dejó en herencia más de doce mil pesos para ser repartido entre los hermanos Galavis-Lascano Malaver, pero que él no percibió por ocultamiento, por tal motivo, tiene un juicio abierto al respecto.
Manifiesta que varias personas (todas pertenecientes a la alta sociedad) le son deudoras de dinero. Entre ellas se pueden mencionar:
-El tesorero de Bogotá Don Andrés de Soto López, quien llegó a Bogotá proveniente de Sevilla, España en 1678, esposo de Doña María de Melgar Coronel, reseñado en el tomo 5 de Genealogías de Santafé de Bogotá.
- Don Alonso Dávila Gaviria, quien fue Alcalde Ordinario de Santafé de Bogotá en 1671, como se le describe en el libro Fundadores, Primeros Moradores y Familias Coloniales de Mérida (Venezuela), escrito po Roberto Picón Parra, editado en Caracas por la Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia en 1988.
-El III Marques de Quintana de Las Torres, Cristóbal Vélez Ladrón de Guevara y Galindo, nacido en Arcos de la Frontera, Cadiz, España, en 1645, quien le debe 275,00 pesos.
Es curioso que el mencionado III Marqués de Quintana de las Torres es ancestro directo de mis hijos ya que un una descendiente directa, Rosario Morales Rocha se casó con Luis Eduardo Galavís Seidel, a su vez descendiente directo de Francisco Lascano Galavís.
- Don Pedro Antonio del Castillo y Guevara, Alcalde Ordinario de la Ciudad de Tunja le es deudor de doscientos veintisiete pesos. Pedro Antonio del Castillo y Guevara fue esposo de Doña Josefa de Caicedo Maldonado, quien fue hija de Fernando Leonel de Caicedo y de Francisca Ramírez Floriano Maldonado, también ancestros directos de Rosario Morales Rocha, por tanto, ancestros de mis hijos. Pedro Antonio del Castillo y Guevara fue hermano entero de la monja clarisa Sor Josefa del Castillo (Francisca Josefa de la Concepción de Castillo Guevara), reconocida escritora mística.

Cuadro representativo Sor Josefa del Castillo de autor anónimo, 1813.

-Don Juan Marrufo Negrón, Corregidor de Ibagué, hermano de su cuñado Joseph Marrufo Negrón, por ser esposo de su hermana Juana Galavís, le es deudor de cuatrocientos setenta pesos.
-Don Sebastián de Pastrana y Cabrera le es deudor de cuatrocientos veintinueve pesos. Fue Contador del Tribunal de Cuentas de Bogotá, natural de Toledo en España alrededor de 1625 fue esposo legítimo de Ana María Pretel y Abad y también ancestros directos de Rosario Morales Rocha, por tanto, ancestros de mis hijos. Don Sebastián de Pastrana y Cabrera fue hermano entero de Antonia de Pastrana y Cabrera Pretel, monja clarisa, retratada de pequeña.
Retrato de Antonia Pastrana y Cabrera, siglo XVII. Colección Museo Colonial - Museo Iglesia Santa Clara.

- Manuel Antonio de Silva, antes de irse a Quito, le pidió a Francisco Lascano Galavís que pagase la cuenta de la casa donde vivía con su esposa María Galavís Lascano y Ramos, hija de su hermano Pedro Galavís Lascano y Malaver. En esta casa vivieron a su vez los hermanos menores de María de la Rosa. Francisco Lascano Galavís manda a cobrar a Manuel Antonio de Silva todas las rentas que pagó por la vivienda de sus sobrinos Galavís Lascano y Ramos.
-A Don Luis Francisco de la Granja, Alcalde de Bogotá en 1703, le prestó cien pesos, siendo testigo el Alferez Andrés de Cortazar.
-Don Onofre de Baños y Sotomayor, Cura Rector de la Catedral de Santa Fe, natural de Lima, Perú, le es deudor de doscientos pesos. Él fue hermano entero de Don Diego de Baños y Sotomayor, Obispo de Caracas y fundador jurídico de Maracay, cuyo retrato está bajo éstas líneas.

Don Diego de Baños y Sotomayor.

-El Maestre de Campo, Pedro de Baños y Sotomayor, hermano entero de los anteriores, le es deudor de ochocientos pesos.
-Al fallecer Felix Beltrán de Caidedo, ancestro directo de mis hijos, por ser Rosario Morales Rocha de Galavís Seidel su descendiente directa, se hizo un concurso de sus bienes y a favor del suegro de Francisco Lascano Galavís correspondieron más de mil doscientos pesos que Francisco Lascano Galavís deja en herencia a su esposa Juana Alvarez Reinalte de la Parra por haber sido una cuenta conjunta del matrimonio.
Francisco Galavís Lascano declara por bienes suyos entre otras cosas a su vivienda valorada en un millón de pesos que fue perteneciente al Convento de San Agustín y su tienda ubicada en la calle Real de Bogotá, con todo lo que incluye. La casa de Francisco Galavís Lazcano estaría ubicada muy cerca de su tienda porque la Calle Real de Bogotá actualmente es la carrera séptima, donde se encuentra el Convento de San Agustín.


Ubicación de la Iglesia y Convento de San Agustín de Bogotá. En estos terrenos se encontraba la vivienda de Francisco Lascano Galavís, muy cerca del Palacio de Nariño. En esta calle también se encontraba su tienda.
Postal que ilustra la Calle Real de Bogotá, a principio del Siglo XX. Al fondo, la Iglesia de San Francisco.

El testamento fue declarado por ante el escribano Juan de Dios Ramos de Mier, quien fue además Alférez, Notario Apostólico y Escribano Real. Fue yerno de Francisco Lascano Galavís por ser esposo de Agueda Galavís Lascano quien testó con el nombre de Águeda Galavís Lascano y Rosado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario