Gracias por tu visita

jueves, 13 de junio de 2013

11-El Licenciado Cristobal Rosado Galavís, su vida y familia política en el Perú

Vista parcial del espectacular mapa realizado por el Cosmógrafo Diego Gutiérrez en 1562. En rojo se resalta la ubicación de Trujillo del Perú.

No se han puesto a la luz otros documentos que den fe del paradero del licenciado Cristóbal Rosado Galavís en la Provincia del Tucumán (hoy parte de Argentina), pero, indudablemente se trata de la misma persona que aparece como contrayente de Doña Graciana de Lezcano en El Sagrario de Trujillo (Perú) en una partida de matrimonio de fecha 25 de Septiembre de 1605 como ya aparece en esta investigación. Quizá haya pasado a la capital del Imperio Inca (Perú) en busca de mejores oportunidades profesionales.

Dibujo de Felipe Guaman Poma de Ayala, pag.. 1017 dentro del capítulo “de este reino y sus ciudades y villas” del libro “Nueva Crónica y Buen Gobierno”, Escrito de 1.615 a 1.616.

María de Lezcano, esposa del Conquistador Juan de Barbarán San Pedro fue abuela de Doña Graciana de Lezcano. Doña Graciana nació alrededor de 1575 en Trujillo de Perú, fue esposa legítima del licenciado Cristóbal Rosado Galavís. El apellido de María de Lezcano en algunos textos y documentos aparece como Lazcano o Lascano.
Don Cristóbal Rosado Galavís y Doña Graciana de Lezcano o Lazcano, fueron padres legítimos de Don Pedro de Galavís y Lazcano, como lo dice su testamento, posiblemente nacido en Trujillo, en el Virreinato del Perú quien es el tronco de la familia Galavís en Colombia y su descendencia se ramificó en los andes colombo venezolanos.

Mapa acostado del Perú. Dibujo realizado por Willem Janszoon Blaeu en 1640. Encerrado en círculo rojo, Trujillo.
Siguiendo las huellas del licenciado Galavís, en el Archivo Regional de La Libertad (Perú), en el catálogo “Corregimiento de Truxillo, 1537-1784” se encuentra lo siguiente:
“Expediente seguido por el Licenciado Pedro Ortiz Bohórquez, cura y beneficiario del pueblo de San Juan de Cabanillas de la Corona Real en el Callao, contra Cristobal Rosado, alias el Licenciado "Galabis", por haberle dicho palabras injuriosas y afrentosas. Concluido: 25.May.1610-01-37 Fls.”
Doña Graciana de Lezcano o Lazcano, esposa del Licenciado Cristóbal Rosado Galavís, nació seguramente en Trujillo, Perú alrededor de 1575 y fue hija legítima de Alonso López Prieto y de Doña Mariana de Barbarán y Lezcano, vecinos de la misma ciudad y donde tenían varias propiedades.
Pedro de Cieza de León, cronista e historiador, publica en 1553 el libro “Crónica del Perú” y en él dice sobre Trujillo:

“(…) También hay cidras, toronjas, limas, limones. Frutas de las naturales hay muchas y muy buenas. Sin esto, se crían muchas aves, gallinas, capones. De manera que se podrá tener que los españoles vecinos de esta ciudad son de todos proveídos, por tener tanta abundancia de las cosas ya contadas; y no falta de pescado, pues tiene la mar a media legua. Esta ciudad está asentada en un llano que hace el valle en medio de sus frescuras y arboledas, cerca de unas sierras de rocas y secadales, bien trazada y edificada, y las calles muy anchas y la plaza grande. Los indios serranos abajan de sus provincias a servir a los españoles que sobre ellos tienen encomienda, y proveen la ciudad de las cosas que ellos tienen en sus pueblos. De aquí sacan navíos cargados de ropa de algodón hecha por los indios, para vender en otras partes.
Fundo y pobló la ciudad de Trujillo el adelantado don Francisco Pizarro, gobernador y capitán general en los reinos del Perú, en nombre del emperador don Carlos, nuestro señor, año del nacimiento de nuestro salvador Jesucristo de 1530 años.”



Alonso López Prieto nació alrededor de 1540 y doy por hecho que se trata de mismo Alonso López Prieto, quien fue Mayordomo del Cabildo del la ciudad de Trujillo en 1601 y fue reelegido en 1602, cuya función principal era controlar económica y administrativamente la captación de cuentas del Cabildo, e informar cada fin de año o cuando se requería del manejo de las mismas. Esto aparece reflejado en “Actas del Cabildo de Trujillo: 1598-1604”. En el mismo libro se lee que Alonso López Prieto fue parte de una sociedad conformada y registrada el 27 de Agosto de 1.593 ante el notario Andrés de Obregón destinada "para cabar y beneficiar la guaca llamada de Tasca con la casa y todos sus cercados"
Alonso López Prieto era dueño de acción y media, la una como socio y la media por el descubrimiento y noticia de las huacas Tasca y Yumoyugan.

Dibujo nro. 214 de “Mayordomo” por Felipe Guamán Poma de Ayala, pag.. 524(538) dentro del capítulo “del Corregimiento” del libro “Nueva Crónica y Buen Gobierno”, 1615 a 1616.

En el Archivo Regional La Libertad (Perú) dentro del catálogo del Corregimiento de Truxillo, 1537-1784, pag 53, se halla : 28.sept.1607 “Expediente seguido por Juan de la Haya, residente en Truxillo, contra Alonso López Prieto; sobre haber llevado agua de la ciudad a sus chacras y tierras; que tiene con 7 mitayos de la repartición general, contraviniendo una ordenanza superior. Concluido 23 de octubre de 1607-01-09” estos datos reflejan que el dicho Alonso López Prieto era una persona acaudalada.
Escribe el jurista español fallecido en Perú, Juan de Matienzo en 1567 sobre los indios mitayos: “se dicen los indios de los repartimientos que sirven por sus tandas, que acá llaman mitas"
Define Beatriz Fernández Herrero, profesora titular de la Universidad de Santiago de Compostela en su libro La utopía de América: teoría, leyes, experimentos: La mita consistía en el establecimiento de turnos de trabajo por sorteo mediante los que los indios debían estar al servicio de los españoles para el desempeño de diferentes tareas: servicio doméstico, trabajo en las minas, servicio agrícola, pastoril, en los obrajes, etc. En teoría, este sistema era menos perjudicial para los indios que la encomienda, en parte porque ya estaban acostumbrados a él antes de la llegada de los españoles y, en parte porque el periodo de trabajo no era a perpetuidad, sino provisional.
En el Archivo general de Indias, dentro de la Signatura de Pasajeros, se encuentra con fecha 1564 el título “Alonso López Prieto, natural de San Juan de la Torre, junto a Ontiveros, hijo de Pedro López Prieto y de María López, con su hijo Alonso, al Perú, donde tiene su casa.”



Alonso López Prieto y su mujer Ana López, pudieron semejarse a esta pareja de blanco con india. Este cuadro se encuentra en la Iglesia de la Compañía del Cuzco, en Perú y fue pintado en el siglo XVII.
Dentro de la Signatura Indiferente se encuentra con fecha aproximada de 1566 “Expediente de concesión de licencia para volver a Perú, a favor de Alonso López Prieto, mercader, vecino de Trujillo (Perú), con su hijo Alonso.”
Luego, dentro de la misma Unidad, se encuentra con fecha 20 de Julio de 1570 a “Alonso López, mestizo, natural de Trujillo, en el Perú, soltero, hijo de Alonso López Prieto y de Ana López, india, al Perú, como natural de allí.”
Con estos datos se puede concluir que Alonso López Prieto, padre de Doña Graciana de Lezcano, fue hijo del mercader español Alonso López Prieto y de una india llamada Ana López.

Sobre la filiación directa de Mariana de Lezcano con Juan de Barbarán y María de Lezcano se tiene esta información dentro del libro Los fundadores y primeros pobladores de Trujillo del Perú, tomo 1, pag 81:
“Entre los testigos que declararon en el pleito a favor de Catalina Rodríguez, doña Mariana de Lezcano, hija del conquistador Juan de Barbarán y de doña María de Lezcano, poseía media parte de las siete partes de la huaca "Cheuco, cerca del pueblo de Huamán hacia el mar", dentro de una compañía que formaban además de ella, su hermano Francisco y tres principales indígenas del pueblo de Huamán, cerca de Trujillo”
En este mismo libro, en la página 78, el autor también dice sobre Doña Mariana de Barbarán y Lezcano:
“Da. Mariana de Barbarán Lezcano, Juana por nombre de pila, única hija mujer del Conquistador, mejorada en el testamento paterno con l.000 pesos de plata, que en 1581 le fueron entregados por su madre.
El Virrey le concedió por vía de Alimentos la tercia parte anual del producto tributario de Lambayeque.


Contrajo matrimonio con Alonso López Prieto de cuyo enlace nació una sola hija conocida que se llamó Da. Graciana de Barbarán (sic), y a su tiempo fue desposada por el Licenciado Cristóbal Rosado Galabis. Da. Mariana era dueña de ganados en la estancia materna de Yaucán".
En una Información del año 1613 los testigos la señalan como señora de pronunciados gustos suntuarios en el vestir, aficionada a cosas de mucho valor y precio como son tocados ricos de oro y perlas y almohadas y delanteras y muchos costados de puntas de oro y plata para pañuelos de cabeza.
Firmó su testamento el 9 de Noviembre de 1575 ante el Notario Diego Muñoz Ternero y vivió todavía más de veinte años.”


Isabel I o Elizabeth I hija de Enrique VIII y Ana Bolena, (1558-1603) , usaba cotidinamente tocados ricos de oro y perlas.

Moda europea del siglo XVII. Pañuelos de cabeza.

Doña Graciana de Lezcano, su hija, nacida en Trujillo alrededor de 1575, escogió el apellido de su abuela materna quizá por rendirle homenaje a su familia, o por considerar que el apellido Lezcano tenía mayor prestigio social en Trujillo (de hecho así era) o quizá por temas de herencia. Esto mismo hizo el licenciado Cristóbal Rosado Galavís quien debió apellidarse Rodríguez.
Existió una María Graciana de Lezcano, nacida aproximadamente en 1540, vecina de Trujillo del Perú con quien no se le debe confundir ya que se trata de la esposa del capitán Alonso de Chávez y Figueroa y quien fue hija del Don Francisco Pérez de Villafranca y Lezcano y de Doña Catalina Pérez de Mendoza (Revista Histórica del Instituto Histórico del Perú, Academia nacional de la Historia, 1906).
En el libro “Los fundadores y primeros pobladores de Trujillo del Perú”, escrito por Jorge Zevallos Quiñones, se muestra la hipótesis de que Doña Graciana de Lezcano, mujer del Licenciado Cristóbal Rosado Galavís pudo haber sido hija de una María Escobedo de Lezcano hija a su vez de Alonso de Escobedo quien se casó en 1573 con Luisa de Esquivel, y nieta de una hija natural del Conquistador Francisco Pérez de Lezcano y Mendoza y de su criada Leonor Esquivel. Que Graciana haya sido hija de María de Escobedo no es posible ya que ambas nacieron alrededor de 1575 así que no han podido ser madre e hija. En la Biblioteca nacional del Perú, existe un libro sobre manuscritos peruanos recopilados por el sacerdote jesuita e historiador Rubén Vargas Ugarte. Uno de los expedientes mencionados en el texto se titula: “f. 239 Id. del Marqués de Montesclaros sobre los indios de mita señalados a la chácara y haciendas de María de Lezcano que ahora son del Licenciado Cristóbal Rosado, en la jurisdicción de Truxillo, 13 Nov. 1608. f. 240. Otra id. confirmando los dichos indios a Alonso Palomares, vecino de Truxillo, 14 Enero 1611”. Este dato ayuda a reafirmar que María de Lezcano fue familia directa de Doña María de Lezcano, en este caso, su abuela, no así María Escobedo de Lezcano nombrada anteriormente.



Juan de Mendoza y Luna, Marqués de Montes Claros (Guadalajara, España, Enero de 1571 - Madrid, 9 de octubre de 1628), de la Casa de los Mendoza, III Marqués de Montesclaros y administrador de las colonias españolas en América. Fue sucesivamente el décimo Virrey de Nueva España (1603-1607) y Virrey del Perú (1607-1615).
Doña Graciana de Lezcano, nacida alrededor de 1575, como ya quedó explicado, fue nieta materna del Conquistador Juan de Barbarán San Pedro y de Maria de Lezcano Villafranca y Melgar.




Dama de Sociedad. Pintura de la Escuela Cuzqueña (Perú) Obra anónima realizada a principios del siglo XVII. Así podría haberse vestido Doña Graciana de Lezcano
Para saber mas sobre el origen de Doña Graciana de Lezcano, presione aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario